Terapia Psicológica: La terapia como apoyo para la salud física, psicoterapia para personas gordas y demás insatisfechos con su cuerpo …

Búscate un buen Psicólogo en Madrid

Terapia para gordos
Apoyo Psicológico en Madrid

Ciertamente nunca pensé escribir un artículo sobre el apoyo psicológico y la obesidad. Pero tras recibir algunas llamadas preguntando si atendemos a personas con sobrepeso, lo cierto es que he decidido escribir al respecto.

¡Claro que atendemos personas con sobrepeso!, ¿podria ser de otra manera?, ¿qué tienen de diferentes “los gordos” para necesitar psicólogos especiales?, ¿ Por qué tendría que ser la terapia diferente para una persona obesa que para una delgada?.

Es evidente que no todo el mundo piensa igual, aparecen recursos y psicólogos con propuestas para “personas gordas”. Me parece indignante que en muchas de las paginas referidas a este tema, las imágenes y los contenidos están orientados al adelgazamiento. Fotos de chicas y chicos guapos, y promesas de instrucciones mentales que aseguran que en poco tiempo, estarás como algunos de los modelos que se muestran o al menos, un poco más cerca de sus medidas.

Las “personas gordas” que he podido conocer en terapia, no buscaban eso. Venían a tener un espacio en el que compartir todo lo que les pasa “siendo gordos” y no sólo lo que les pasa “por ser gordos”, que no es lo mismo.

Es cierto que con la mayoría hemos pasado por un trabajo sobre el control impulsivo de su ingesta de comida, impulso que les traía de cabeza al poner a prueba alguno de los regímenes que les proponían.

Pero hay mucho más a parte de esto, a parte de “tener que controlarse” para poder adelgazar .

Están ellos, y la necesidad de una psicoterapia que no tiene nada de diferente de la que necesitan otras personas. Apoyo psicológico para  enfrentarse a lo que le está pasando y que por cualquier motivo le está generando un malestar que no puede calmar sólo. Incluso, a veces, es la misma terapia que puede necesitar una persona para enfrentarse a la frustración de no tenerlo “todo”, a pesar de ser guapo  y listo. Ayuda para sostener la frustración de entender que la vida, no es como se la han vendido, de sostener la frustración de no conseguir lo que “debiera corresponderle” por la ley de la sociedad en la que ha sido educado. La ley de: “el guapo y listo nunca tiene problemas”. O la ley de: “El dinero lo cura todo”. El mismo estilo de ley que dice que “los gordos son unos infelices”.

LOS GORDOS, como los demás, necesitan encontrar quién son, más allá de los kilos que definen sus cuerpos. Lamentablemente, y dada la presión social en la que vivimos, el cuerpo se lleva casi todo lo que somos. Nos quedamos perdidos en ser guapos, altos, bajos, gordos, feos, calvos, culonas… Y poco a poco, vamos perdiendo el contacto con lo que somos más allá de nuestra condición física, esto se convierte en una trampa: Si tu cuerpo no es “de los deseados”, tu tampoco lo serás. A la inversa: Si tu cuerpo es “de los deseados”, tu también lo serás. No voy a decir yo que no sea en parte así, es cierto que nos guste o no, sea justo o injusto, actualmente los cuerpos bonitos tienen algunas prioridades sobre otros cuerpos menos atractivos, pero la trampa no va de esto, esto es la sociedad y no queda otra que vivir en ella.

La trampa habla de ti, de cómo tú te ves, de cómo tú te deseas, te cuidas, te valoras. De cuando eres tú, quien se cierra la puerta a la vida… No te gustas, te rechazas y empieza tu abandono. Primero el esfuerzo para cambiarte: “hay que intentarlo”, “voy a consegirlo”… Luego, llega la frustración y el consecuente castigo por haber fallado en lo que te has propuesto. Y luego, sin darte apenas cuenta, empieza el ciclo. Y el ciclo… Castigo, intento, castigo…

Es como a los niños, cuanto más les asustas con los castigos, menos aciertan, más miedo tienen y más se revelan cuando pueden. Dieta, frustración, otra dieta, otra frustración… Poco a poco consigues que sólo cuando estás enojado contigo, puedas mantener el castigo y obedecer tu dieta. Pero cuando te relajas y disfrutas un poco, lo acabas dejando (te revelas contra la injusticia de no poder comer esto o aquello).Y vuelta a empezar… Culpa, malestar, frustración, reproche…

¿Entiendes que cuando estás en este punto, la dieta no es algo que puedas desear, sino algo que probablemente te estás imponiendo?. Y como buen ser impulsivo desobedecerás una y otra vez, en defensa de tu derecho a ser como eres… Y la pelea aparece de nuevo. Porque en el fondo algo te dice que estaría bien que te cuidaras, y que cuidaras tu cuerpo. El cuerpo que te grita a veces que lo estás abandonando.

Después viene lo más duro,  el abandono, la dejadez, el “tirar la toalla”. El abandono de intentar ser “una persona menos gorda”. Y con ello la aceptación de un montón de estereotipos y leyes sociales poco agradables. Se acepta ser “gordo”, “raro”, se renuncia al juego sexual, a la seducción, a generar deseo y desear , al cariño incondicional, a la ropa bonita, a las salidas nocturnas, a conocer gente nueva, a salir en fotos, a la alegría. En definitiva, se abandona la vida que asociamos a los “no gordos”. Y en consecuencia, renuncias a la única vida que tienes, la tuya.

¿Qué necesitas recuperar, el “Cuerpo” o el “Alma”?

Apoyo psicológico para adelgazar
Cuerpo&Alma

 


Psicoterapia y personas con sobrepeso

Cuando decidas cuidarte emocional y físicamente, asegúrate de que no hay ningún problema físico que sea el responsable de causarte el mayor o menor sobrepeso que tengas. Para eso, tendrás que acudir a médicos, que son los únicos que te pueden decir con seguridad si tu organismo está sano.

Una vez que esto esté claro, el control de los impulsos,tiene mucha relación con lo que antes escribía de cómo tu, te planteés las cosas. Dependerá de cómo te estés colocando en esta batalla , que la dieta sea el enemigo o el amigo. Hasta que no encuentres un punto en el que desees cuidarte, (para eso debes encontrar un punto en el que sientas que te quieres), la dieta seguirá siendo el enemigo. Será la herramienta que te hará dejar de estar gordo y que te haga cambiar. ¿Ves toda la agresividad que hay contra ti en este pensamiento?. ¿Entiendes que te sea dificil ayudarte cuando la realidad es que te estás odiando desde la mañana a la noche?.

Y por último, a trabajar sobre lo que haya: dificultades de relación, baja autoestima, dificultades sexuales, dificultad para dormir… Aunque el sobrepeso te ponga, a veces, limitación física, esto que te pasa no es sólo de gordos…

Susana Gacituaga

Escúchate Psicólogos Madrid. Psicoterapia y vida en Madrid

Comments: no replies

Join in: leave your comment

Rating*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.