Escuchate psicologos madrid. Buenos psicólogos. Juan bravo 64 1º derecha
Psicólogos buenos en madrid

 

Psicoterapia para la vida en Madrid. La tristeza de despedir al verano.

Existe un nombre para la sensación de tristeza, cansancio y falta de motivación que ocurre cuando terminan nuestro periodo de vacaciones o el verano. Este nombre es depresión postvacacional.

Los síntomas a los que se refiere son Cansancio, Fatiga, Tristeza, Irritabilidad, Insomnio, Dificultad de concentración, Ansiedad, Falta de interés, Indiferencia, Desmotivación, Apatía, Nauseas, Astenia, Problemas digestivos, Dolores musculares, Sudoración, Falta de apetito, Cambios de humor. No hay que tenerlos todos, solo algunos de ellos al volver a la rutina nos pueden alterar y hacernos pasar una temporada incómodos y molestos con la vida que llevamos y con nosotros mismos.

Se habla mucho del origen de este estado emocional como reflejo de la dificultad de adaptarse de nuevo a ritmos, horarios y a actividades que se nos “olvidan ” cuando estamos de vacaciones. Pero tal vez, la “depresión” que se asoma después de las vacaciones tiene un motivo más propio. Tal vez, nuestro cuerpo reacciona ante lo no deseado, y nuestro corazón se resiste a volver a quedarse encerrado hasta el próximo descanso, un encierro de aproximadamente 11 meses.

Debemos hacer cosas que tal vez no nos agradan y que no nos queda más remedio que realizar. Obligaciones , trabajo… Y el cuerpo se queja, y el corazón llora. Pocas veces en la vida las vacaciones sirven para realizar los sueños y el descanso que pasamos un año imaginando. Este tiempo tan deseado y esperanzador de poder disfrutar de la vida, o simplemente el sueño de poder descansar se queda a medias mas a menudo de lo que nos gustaría. Cuesta conseguirlo realmente sea por uno u otro motivo. Es como si nos tuviéramos que obligar a descansar y sonreír, y esto a veces sale y otras no. Entonces volvemos al trabajo, con lo la experiencia de nuestras vacaciones. Y unos días antes o poco después de volver a la rutina, la señal de angustia se dispara. Debemos activar con fuerza todas nuestras armas internas para posponer nuestros deseos un año más y olvidarnos de lo poco que nos gusta la vida los 11 meses restantes. Imaginamos apuntarnos a alguna actividad que nos distraiga.

Decidimos en silencio “otra vez ” cambiar de vida este año que “comienza”. Y decidimos en silencio también, que es demasiado difícil y que mejor dejar las cosas como están. Confiamos en la suerte de que algo pasará para que esto cambie y todo sea un poco mejor… Y así poco a poco, confiamos en que vuelva el “mes” de los sueños y el descanso. Convencemos a nuestro cuerpo y a nuestro corazón de que si aguantan un poco más el año que viene será el definitivo. Suena algo triste y poco alentador, pero mi profesión y mi trabajo personal me ha enseñado que la cabeza es capaz de hacer eso y más. De convencernos de que todo está como tiene que estar, con sueños pospuestos que nos alejan del presente que estamos viviendo. De hacernos pensar que lo que “es” debe de ser, y de que somos incapaces de cambiarlo.

Quiero lanzar una voz de apoyo al estado de tristeza cuando el cuerpo y el corazón se sienten cansados y frustrados. Y en que se manifiesten cuando no les escuchamos. Porque a pesar de que hay un montón de cosas en la vida que no pueden cambiarse , hay otras muchas que sí. Y tal vez aún no sepas como cambiarlas pero seguro que sabes cuales son.

Suerte en el camino del viaje interior.

Susana Gacituaga

Si buscas un buen psicólogo en Madrid, este es tu sitio.

Comments: 2 replies added

  1. Hada 15 agosto, 2015

    Gracias por dejar que mi corazón se exprese. Ahora es mucho mas grande y está mucho más vivo. Gracias de corazón por toda esta compañía

  2. luis 5 septiembre, 2015

    Bonita manera de verlo. Es cierto que a veces lo de escucharnos a nosotros se complica. Menos mal que andáis por aquí. Muchas gracias por todo

Join in: leave your comment

Rating*

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.