musica-interior

¿Qué música llevas?

Estaba hoy en el metro dirección a casa, cansado, aburrido, mirando al resto del metro sin mucho interés, “por hacer algo”, decido ponerme música, a ver si me hace más llevadero este trayecto. Busco en mi móvil y me pongo a Tracy Chapman, por relajarme un poco.

Con las primeras notas mi percepción cambia, ya no es el ruido del metro, la oscuridad de los túneles, las caras tristes y cansadas de los extraños del metro, ahora la película ha cambiado y yo he puesto la banda sonora. Es un metro que cobra vida, tiene hasta un toque romántico, mis compañeros de viaje van pensativos, cada uno cobra su propia individualidad; uno lee, el otro va dormido, una chica hace bailar su pie al son de su música… y yo empiezo a sentir mi cuerpo, como se relaja y disfruta con este sonido que invade mi mundo interno y cambia como vivo lo de fuera.

ser: tengo que acabar los informes, cuando llegué a casa tengo que hacer la cena, mañana llegaré antes al trabajo, tengo que llegar rápido a casa para sentarme en el sillón… así los urbanitas de las grandes ciudades nos aislamos del ruido de fuera, de la multitud de gente que nos rodea, nos hacemos una burbuja con “nuestras cosas”, cada cual en las suyas, ahora bien ¿cómo construyes tú burbuja?.

Yo hoy he elegido mi música, de casualidad, sin mucha conciencia, “por hacer algo”, hoy no podía cambiar mi discurso interno, me agotaba, solo oía ruido, demasiado ruido, me notaba cansado y sin fuerzas, de fuera la voz de Tracy Chapman, su emoción, un ritmo tranquilo, una manera de colorear este metro.

A veces podemos elegir, podemos hacer más fácil determinados momentos, los urbanitas aprendemos a llevar un libro, unos cascos, el ordenador… sin ellos el viaje se nos hace difícil, es el viaje de todos los días, el mismo metro, autobús, las mismas multitudes y lo más importante la misma música interna aprendida: tienes que ser mejor, debes hacer deporte, tienes que madrugar… así construimos nuestra burbuja de protección. Una burbuja de la que no somos conscientes y cuyas paredes ya desconocemos.

Hoy yo, sin mucha conciencia he cambiado mi música, mis paredes, ha sido un buen trayecto, gracias Tracy Chapman.

LUIS GOMEZ Escúchate Psicólogos Madrid

Comments: no replies

Join in: leave your comment

Rating*